DRNA estudia impacto del cambio climático en las tortugas marinas de Culebra y Mona

By |2010-11-20T23:38:55+00:0029/10/2010|

Carey anidando de día. (Foto suministrada por el DRNA)

Del 1 al 3 de noviembre de 2010 personal técnico del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) ofrecerá un taller sobre el cambio climático y las tortugas marinas, durante el 63er Congreso del Instituto de Pesquerías del Golfo y del Caribe a celebrarse en el Hotel San Juan, en Isla Verde.

“Las especies marinas son las mas afectadas por los efectos del cambio climático en las aguas del Caribe. Dado a que las tortugas marinas utilizan las playas arenosas para su reproducción y la temperatura de sus nidos determina la proporción sexual de las tortugas producidas, es importante comenzar a medir estos cambios para tomar acciones de manejo”, explicó Daniel J. Galán Kercadó, Secretario.

Actualmente, el Programa de Tortugas Marinas del DRNA realiza dos estudios para determinar el impacto del cambio climático en las tortugas marinas. Estos estudios son en la Isla de Culebra, con la tortuga tinglar y en Isla de Mona, con la tortuga carey. El trabajo científico en ambas investigaciones consiste en tomar medidas en los perfiles de las playas principales de anidaje para la tortuga tinglar y carey, como también datos de  temperatura. Midiendo los perfiles de las playas se pueden determinar los cambios que ocurren en el litoral y de esta manera poder predecir cuánta playa se estará perdiendo en el futuro, si alguna. También tomando medidas de temperatura en los nidos se puede comenzar a evaluar si las proporciones sexuales de los neonatos (por ciento de hembras v. machos) están cambiando. Estudios han demostrado que mientras más caliente la temperatura, mayor cantidad de hembras y mientras más frío, mayor cantidad de machos neonatos.

“En condiciones normales, la proporción sexual de los nidos debería ser 2:1 a favor de las hembras. Si luego de este estudio, observamos un cambio drástico en la tendencia, tendríamos que comenzar a manejar estos nidos colocándolos en incubadoras o en lugares de sombra para volver a lograr esta proporción”, añadió Galán. “Una mayor incidencia de nacimientos de hembras podría tener un impacto negativo en la población al no tener machos para su proceso de reproducción”.

Para más información sobre el taller pueden acceder la página: www.gcfi.org/Conferences/63rd/PuertoRico.html.

About the Author:

Marielisa Ortiz Berríos
Marielisa fundó Atabey en el año 2010. Actualmente edita su blog Mamá Educa. Además, es comunicadora y periodista independiente. Es vegetariana, amante de la naturaleza y del café. Le apasiona cantar, tocar guitarra y cultivar su vida espiritual. Actualmente se dedica de lleno a su familia (esposo y tres hijos), a la educación en el hogar y a sus emprendimientos digitales.