La compañía Ford nuevamente hizo entrega de donativos ambientales a organizaciones y grupos con proyectos comunitarios, educativos y de conservación. (suministrada)

Siete organizaciones sin fines de lucro podrán continuar sus esfuerzos de educación, rescate y preservación ambiental al ser seleccionados para recibir un total de $40,000 como parte del Programa para la Conservación y el Medio Ambiente de Ford Motor Company.

Este año, los proyectos elegidos abarcan una amplia gama de áreas relacionadas con la conservación del ambiente y buscan atender asuntos tales como la educación ecológica, rescate de solares baldíos, preservación de viveros de coral, conservación de cuerpos de agua y cayos, huerto escolar, y uso de composta para saneamiento de una comunidad en Haití.

“Hoy reconocemos a quienes viven un compromiso diario de hacer un cambio en nuestra sociedad para beneficio de nuestra generación y generaciones futuras”, indicó Andrew Frick, gerente general para Asia-Pacífico, Caribe y Centro América de Ford International Business Development. “Conservar el ambiente no es simplemente algo que está de moda. Conservar el ambiente es un asunto de calidad de vida y de crear una mejor sociedad. Por eso agradecemos a estas organizaciones que se toman muy en serio esta misión de vida”.

Este año Ford celebra once años de apoyo a iniciativas comunitarias a favor del ambiente en Puerto Rico a través de su programa de donativos ambientales. El programa se creó en 2001 para ayudar a individuos y organizaciones sin fines de lucro en la Isla que donan su tiempo y esfuerzo para preservar el bienestar ambiental de sus comunidades. Desde el lanzamiento del programa, Ford ha concedido más de $400,000 en becas a más de 60 organizaciones locales para promover sus iniciativas ambientales.

El programa ha contado con el apoyo de varias entidades gubernamentales y privadas dedicadas a la protección del ambiente, quienes han estado a cargo de la elección de los proyectos ganadores. Los miembros del jurado que han participado de la difícil tarea de seleccionar a los ganadores a través de los años han sido: Jorge Báez y Glorimar Toledo del Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico; Ruperto Chaparro, director del Programa Sea Grant, UPR, Recinto de Mayaguez; Cristina Cabrera del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales; Luis E. Rodríguez, profesor de la Escuela de Derecho UPR; Carlos M. Padín, decano de la Escuela de Asuntos Ambientales de la Universidad Metropolitana y María Falcón, productora del programa Geoambiente del Caribe.

La organización Silent Grace recibió un donativo para continuar el trabajo de los inodoros ecológicos en Haití. (suministrada)