Sabe a chocolate la Hacienda Buena Vista en Ponce

By |2012-03-08T00:51:00+00:0006/03/2012|

Los participantes podrán observar cómo, del fruto del cacao, se obtiene una barra de chocolate, siguiendo un proceso sencillo y con ingredientes que tradicionalmente tenemos en nuestras cocinas. (suministrada por el Fideicomiso)

El Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico inicia su Actividad del Cacao en la Hacienda Buena Vista en Ponce evento que todos los años atrae a cientos de visitantes deseosos de aprender sobre el cultivo del cacao, las bondades de este fruto y su procesamiento artesanal para convertirlo en chocolate.

El olor a chocolate comenzará a sentirse en la Hacienda Buena Vista y podrás participar en actividades y recorridos desde el miércoles, 14 hasta el domingo, 25 de marzo, en donde ofrecerán una Casa Abierta. Además previo al evento, el sábado, 10 de marzo se realizará una demostración en el segundo nivel de Plaza del Caribe en Ponce titulada, Del Cacao al Chocolate.

“Más allá de su valor comestible, la siembra del cacao en el bosque contribuye a mejorar el hábitat de la fauna y ayuda al establecimiento y mantenimiento de comunidades biológicas”, destaca el licenciado Fernando Lloveras San Miguel, Director Ejecutivo del Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico.

“Del Cacao al Chocolate es una de las actividades emblemáticas de la Hacienda Buena Vista, en la cual se promueven las bondades de este fruto, su cultivo, y su valor tradicional en la agricultura sustentable, y es por eso que también tendremos arbolitos de cacao para venta”, finalizó diciendo el Director Ejecutivo.

Por su parte Sandra Franqui Román, Superintendente de la Región Sur del Fideicomiso de Conservación explicó que como parte de la Actividad del Cacao, se ofrecerán recorridos guiados por la Hacienda, sus bosques y cultivos, con un enfoque especial en el proceso de producción del cacao, el cual abarca desde el momento de su siembra y el recogido del fruto, hasta la separación de granos, la fermentación, el tostado o secado y, finalmente, la elaboración de chocolate artesanal. Además, los participantes podrán observar cómo, del fruto del cacao, se obtiene una barra de chocolate, siguiendo un proceso sencillo y con ingredientes que tradicionalmente tenemos en nuestras cocinas.

Las visitas son por reservación, y tienen un costo de entrada de $10 para adultos y $7 para estudiantes y seniors. Los niños menores de 4 años de edad entran gratis. Los miembros del Programa Amigos del Fideicomiso reciben un descuento de un 50 por ciento en las entradas.

Este año, el Festival del Cacao incluirá una Casa Abierta, de entrada libre de costo, el domingo 25 de marzo de 2012. Durante la Casa Abierta, el Fideicomiso de Conservación ofrecerá actividades y talleres relacionados al tema.

La Hacienda Buena Vista es un área natural protegida por el Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico, que está ubicada en la carretera 123, km. 16.8, en el Barrio Corral Viejo en Ponce y cuenta con 81.79 cuerdas de terreno, donde existe una pequeña siembra de árboles de cacao de la variedad forastero, la más común de las tres variedades del chocolate, representa el 90% de la producción mundial. La variedad más exquisita y rara es el criollo, nativa del Caribe y Centro América. Debido a la baja producción de esta variedad, sólo representa el 5% de las plantas en cultivo comercial. El trinitario, nativo de la isla de Trinidad, es un cruce del forastero y el criollo. Al presente, el cacao, cuyo nombre científico es Theobroma cacao, es oriundo de Centroamérica y el norte de Suramérica y crece en todas las zonas próximas al ecuador, como el Caribe, África, Centroamérica, el norte de Suramérica y el Pacífico. La Costa de Marfil, en África, produce la mayor parte del cacao del mundo.

Para más información y reservaciones, puede llamar al 787.722.5882 o 787.812.5027.

About the Author:

Marielisa Ortiz Berríos
Marielisa fundó Atabey en el año 2010. Actualmente edita su blog Mamá Educa. Además, es comunicadora y periodista independiente. Es vegetariana, amante de la naturaleza y del café. Le apasiona cantar, tocar guitarra y cultivar su vida espiritual. Actualmente se dedica de lleno a su familia (esposo y tres hijos), a la educación en el hogar y a sus emprendimientos digitales.