Firman acuerdo para la restauración ambiental del Caño Martín Peña

By |2015-11-18T23:24:06+00:0018/11/2015|

La Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés), el Cuerpo de Ingenieros de los Estados Unidos (USACE, por sus siglas en inglés), el Estado Libre Asociado de Puerto Rico y la Corporación del Proyecto ENLACE del Caño Martín Peña firmaron en días recientes un acuerdo que ayudará en la restauración del ecosistema del Caño Martín Peña. El acuerdo provee las bases para establecer la colaboración cercana entre las partes para llevar a cabo el Proyecto de Restauración del Caño Martín Peña, el cual atenderá a largo plazo los problemas que por años ha enfrentado esta comunidad.

“Los problemas de contaminación que afectan al Caño Martín Peña y los riesgos para la salud que este representa para la comunidad son graves”, dijo la Administradora de la Región 2 de la EPA,  Judith A. Enck. “Este acuerdo es un paso importante para hacer frente a estos problemas mediante la coordinación de los esfuerzos del gobierno federal, gobierno de Puerto Rico y la comunidad”.

Imagen de la comunidad del Caño Martín Peña y sus alrededores. (EPA)

Imagen de la comunidad del Caño Martín Peña y sus alrededores. (EPA)

“Hoy estamos plasmando en un documento el camino a seguir. Hoy estamos haciendo un compromiso con la gente de Martín Peña, que no importa los retos, vamos a trabajar juntos para restaurar un flujo de agua limpia y hacer del Caño uno nuevo y sano”, comentó la subsecretaria del Departamento de la Defensa para Obras Civiles, Jo-Ellen Darcy.

“La restauración del ecosistema del Caño Martín Peña es una de las mayores prioridades de justicia ambiental y social de mi administración. Este acuerdo es un ejemplo más del compromiso firme de nuestra administración para trabajar junto al gobierno federal para hacer frente a los desafíos de Puerto Rico. De otra parte, el acuerdo es un hito fundamental para los más de 25.000 hombres, mujeres y niños que viven en las ocho comunidades que rodean el Caño Martín Peña”, declaró el gobernador Alejandro García Padilla.

“Después de 15 años de lucha, encabezada por la organización de base comunitaria conocida como el G-8, y en colaboración con los sectores público y privado, nos sentimos confiados que se completará este proyecto. Puerto Rico se beneficiará de la justicia social y ambiental para nuestras comunidades, una mayor capacidad de recuperación y habitable San Juan, y las nuevas oportunidades de desarrollo económico para todos”, sostuvo José G. Barea Fernández, presidente de ENLACE.

El acuerdo compromete al Cuerpo de Ingenieros, el Estado Libre Asociado de Puerto Rico y a ENLACE a trabajar juntos para implementar el Proyecto de Restauración de Ecosistemas del Caño Martín Peña. El proyecto de restauración de los ecosistemas se detalla en un informe de viabilidad elaborado por ENLACE y aprobado por el Subsecretario del Departamento de la Defensa para Obras Civiles. Dicho documento se encuentra actualmente disponible para comentario público hasta el 9 de noviembre de 2015. La EPA, USACE, el Estado Libre Asociado y ENLACE colaborarán en el proyecto, en particular proporcionando asistencia técnica e insumo con relación a los planes de muestreo y otros asuntos técnicos. El plan de restauración de los ecosistemas exige la restauración de la conectividad de las mareas entre la Laguna San José y la Bahía de San Juan por dragado y la eliminación de más de 800.000 yardas cúbicas de sedimentos, escombros y basura, lo que mejorará 6.600 acres de hábitat en el Estuario de Bahía de San Juan, mejorará la calidad del agua e impulsará la biodiversidad en el ecosistema. El acuerdo indica que las partes tienen la intención de incorporar prácticas sostenibles durante el proceso de dragado.

Pedro Pierluisi, José Barea (ENLACE), Jo Ellen Darcy (Cuerpo Ingenieros), Lyvia Rodriguez (ENLACE), Carmen Febres (G-8), Judith Enck (EPA), Carmen Yulín Cruz (MSJ) escuchan al Gobernador hablar sobre el acuerdo ante residentes, líderes comunitarios, aliados y colaboradores y jefes de agencia.

De izquierda a derecha: Pedro Pierluisi, José Barea (ENLACE), Jo Ellen Darcy (Cuerpo Ingenieros), Lyvia Rodriguez (ENLACE), Carmen Febres (G-8), Judith Enck (EPA) y Carmen Yulín Cruz (MSJ) escuchan al Gobernador hablar sobre el acuerdo ante residentes, líderes comunitarios, aliados y colaboradores y jefes de agencia.

En el año 2007 el Congreso de Estados Unidos aprobó una ley que autoriza al Secretario del Ejército para llevar a cabo el Proyecto de Restauración de Ecosistemas del Caño Martín Peña, una vez sea aprobado el informe de viabilidad. El proyecto consiste en el dragado de aproximadamente 2.2 millas del extremo oriental (este) del caño, que proporcionará importantes beneficios ambientales y de salud pública y que hará a las comunidades adyacentes más resistente a los efectos del cambio climático. ENLACE, una corporación pública cuya misión es rehabilitar el Caño Martín Peña y promover el desarrollo integral de las comunidades que allí ubican a través de la inclusión y participación ciudadana, liderará la reubicación de las familias e infraestructuras críticas para este proyecto federal.

El Caño Martín Peña, en su condición natural, está sujeto al efecto de la marea. Tiene 3.5 millas de largo y está ubicado en el corazón del Estuario de la Bahía de San Juan. El caño proporciona una conexión vital entre la Bahía de San Juan y la Laguna San José. La acumulación de escombros y la ubicación de estructuras muy cercanas unas de otras, sobre todo en los últimos años, ha impedido que el agua fluya correctamente a través del caño. Como resultado, las aguas negras que entran en el canal no pueden ser eliminadas y en eventos de lluvias fuertes, estas aguas contaminadas inundan las comunidades adyacentes, lo que representa una grave amenaza a la salud a los residentes.

Sin la intervención y ayuda del gobierno federal, el Caño Martín Peña continuaría deteriorándose, lo que resultaría en una obstrucción completa del canal. Esto afectaría gravemente a todo el ecosistema del Estuario de la Bahía de San Juan, impactando la salud de las personas y ocasionando la degradación de la calidad del agua, peces y vida silvestre que se encuentran en los hábitats del Estuario Bahía de San Juan.

About the Author:

Diana Ramos Gutiérrez