Se pega la “composta manía” entre maestros

By |2015-10-09T00:33:49+00:0009/10/2015|

La organización sin fines de lucro Puerto Rico Composta, Inc., realizó el pasado sábado, 29 de agosto de 2015 un taller para maestros interesados en crear composta en sus escuelas, como parte de su iniciativa en promover una reducción en los residuos sólidos que actualmente son generados en Puerto Rico. Este se realizó en la Escuela Ana Roque de Duprey en Humacao y logró impactar a 41 maestros participantes en representación de 25 escuelas públicas y privadas de Puerto Rico. El objetivo del taller fue adiestrar los participantes sobre cómo emprender el proyecto Composta Manía en sus planteles, un proyecto promovido por la organización desde el año 2013 y que ha resultado exitoso en escuelas del área este.

“Lo que se pretende con este taller es amplificar el impacto para que la mayor parte de los educadores interesados en comenzar a compostar en sus escuelas puedan ser adiestrados y comiencen su propio proyecto de composta”, indicó Tainachí Fernández, presidenta de Puerto Rico Composta.

El objetivo del taller fue adiestrar los participantes sobre como emprender el proyecto Composta Manía en sus planteles, un proyecto promovido por la organización desde el año 2013 y que ha resultado exitoso en escuelas del área este.   (fotos suministradas)

El objetivo del taller fue adiestrar los participantes sobre como emprender el proyecto Composta Manía en sus planteles, un proyecto promovido por la organización desde el año 2013 y que ha resultado exitoso en escuelas del área este. (fotos suministradas)

Dicho taller abarcó las fases del proyecto, los tipos de composta y sus usos, el montaje de un compostero en vivo, la seguridad alimentaria y cómo encaminarnos a lograr la auto-sustentabilidad. A través de este proyecto ambiental educativo se fomenta el desvío de todo el material vegetativo y orgánico del plantel escolar para producir composta en las escuelas y centros educativos del país. Con la composta, un abono orgánico, los estudiantes son expuestos a experiencias enriquecedoras como la recolección del material y su volteo, el mantenimiento del compostero y la recolección de composta para su eventual utilización.

“En estas escuelas se ha trabajado incansablemente para adiestrar y equipar a estos estudiantes en la creación de un área para compostar y sembrar. El proyecto Composta Manía ha sido exitoso y se ha instalado de manera permanente en cuatro escuelas de los municipios de Naguabo y Vieques”, expresó la presidenta. Desde el momento que surge Composta Manía se han creado zonas eco-amigables en los planteles, donde los mismos estudiantes y colaboradores viven la experiencia de sembrar y cosechar, usando la propia composta generada durante el proyecto.

La presidenta explicó que “el compostaje es el proceso natural en el que las bacterias, hongos y otros organismos microscópicos convierten la basura en composta; que sirve, entre otras cosas, para mejorar el suelo donde crecen las plantas”. La composta es el resultado de la mezcla de materiales vegetativos y orgánicos (troncos, hojas, ramas, grama, vegetales y frutas). Este material orgánico desvía el 35% de la basura que actualmente llega a los vertederos del país. Existe un problema grave con el manejo de la basura en Puerto Rico ya que cada puertorriqueño produce alrededor de seis libras de basura por persona, por día; y proyectos como este procuran educar a la población para lidiar con dichos problemas.

Dicho taller abarcó las fases del proyecto, los tipos de composta y sus usos, el montaje de un compostero en vivo, la seguridad alimentaria y cómo encaminarnos a lograr la autosustentabilidad.

Dicho taller abarcó las fases del proyecto, los tipos de composta y sus usos, el montaje de un compostero en vivo, la seguridad alimentaria y cómo encaminarnos a lograr la autosustentabilidad.

Por último, el taller enfatizó la importancia del impacto comunitario que se espera alcanzar con el proyecto de Composta Manía, ya que el objetivo es que cada maestro cree la conciencia en sus estudiantes sobre cómo cuidar el ambiente por medio del desvío de material orgánico hacia el compostero y estos a su vez impacten a sus compañeros, familiares y comunidad circundante.

Este primer encuentro docente estuvo coordinado por la Organización Puerto Rico Composta y liderado por Tainachí Fernández, presidenta de la organización, junto a su grupo de colaboradores. El evento surge gracias a donativos recibidos de la compañía Amgen, Green PR y Center for Sustainable Community Solutions.

Para más información o conocer más sobre Puerto Rico Composta, puede visitar la página web: www.compostapr.org o la página de Facebook www.facebook.com/PuertoRicoComposta.

About the Author:

Marielisa Ortiz Berríos
Marielisa fundó Atabey en el año 2010. Actualmente edita su blog Mamá Educa. Además, es comunicadora y periodista independiente. Es vegetariana, amante de la naturaleza y del café. Le apasiona cantar, tocar guitarra y cultivar su vida espiritual. Actualmente se dedica de lleno a su familia (esposo y tres hijos), a la educación en el hogar y a sus emprendimientos digitales.