La costa como aula

By |2013-03-12T21:59:08+00:0009/03/2013|

Los estudiantes recibieron charlas sobre investigación bibliográfica, geología costera, ecosistemas marinos, salud ambiental, planificación y reservas marinas. (fotos suministradas por el CIEL)

Por Carlos J. Carrero Morales 

A principios del semestre pasado el Centro Interdisciplinario de Estudios del Litoral y el Programa Sea Grant de la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez comenzó un proyecto conjunto con el Programa de Ciencias Ambientales de la Escuela Superior Manuel Méndez Liciaga de San Sebastián, Puerto Rico. El proyecto estimula la integración curricular para fomentar el conocimiento sobre las costas de la región oeste de Puerto Rico. Así comenzó este proyecto, los estudiantes recibieron charlas sobre investigación bibliográfica, geología costera, ecosistemas marinos, salud ambiental, planificación y reservas marinas.

Como parte de esta iniciativa, el pasado viernes, 8 de febrero de 2013, los estudiantes tuvieron un viaje de campo, por parte de la costa oeste, desde Isabela hasta Añasco. Eran las 6:30 a.m., y ya los estudiantes, madres acompañantes y la maestra Brenda Cardona se preparaban para comenzar esta experiencia. A las 7:00 a.m. comenzó la travesía saliendo desde la escuela, en San Sebastián; la primera parada sería en la playa Middles de Isabela. Allí el señor Héctor Varela (del proyecto Vida Marina de la UPR-Aguadilla), recibió al grupo ofreciendo información sobre la dunas de arena en Isabela.

Los estudiantes recorrieron la zona marítimo terrestre y visitaron pueblos como Isabela, Añasco, Rincón, Aguadilla, entre otros.

El segundo destino del día fue en la ruinas del antiguo faro en Aguadilla. Allí el historiador Álvaro Rivera Ruiz les explicó sobre la historia de Aguadilla. Rivera Ruiz destacaba la importancia que en un pasado tuvo el puerto marítimo de este municipio, para toda la región oeste. También señalaba el impacto que ha tenido la creación de la Base Militar Ramey, en términos de la historia, la economía, el turismo y la naturaleza de Aguadilla.

El grupo continuó el recorrido hacia la playa frente a La Cruz de Colón en Aguada. Allí el profesor Rubén Hernández, de la Universidad de Puerto Rico en Aguadilla, les explicó sobre el impacto del oleaje y el cambio climático en las costas. Los estudiantes tuvieron la oportunidad de observar el efecto de la erosión en el litoral.

El cuarto destino era Rincón, específicamente la Reserva Marina Tres Palmas. Aquí los estudiantes hicieron un recorrido por la zona marítimo terrestre, mientras les orientaba sobre cómo se designó la reserva, las eolianitas, los fósiles y las rocas que se observan a lo largo de este litoral. Para acentuar la visita, los estudiantes tuvieron la oportunidad de presenciar el espectáculo de una ballena jorobada.

El proyecto estimuló la integración curricular para fomentar el conocimiento sobre las costas de la región oeste.

La travesía tuvo como última parada la costa de Añasco. En el Balneario Villas de Añasco, el biólogo Elimelec Medina les habló sobre la importancia de la costa de este municipio para las tortugas marinas. Destacó además el impacto que tiene la construcción en el litoral sobre las tortugas marinas que anidan en el área.

Para estos jóvenes la experiencia educativa que vivieron fue muy impactante. Tuvieron, no solo la oportunidad de comparar los conocimientos que han obtenido en el salón de clase, sino que pudieron observar directamente nuestra naturaleza. Para estos alumnos, la costa se convirtió en el aula. Definitivamente una experiencia que les será muy difícil de borrar. Fue emocionante escucharles al finalizar el día y ver cómo expresaban en las redes sociales lo mucho que les había gustado e impactado el viaje.

El autor es director asociado del Centro Interdisciplinario de Estudios del Litoral. 

About the Author:

Marielisa Ortiz Berríos
Marielisa fundó Atabey en el año 2010. Actualmente edita su blog Mamá Educa. Además, es comunicadora y periodista independiente. Es vegetariana, amante de la naturaleza y del café. Le apasiona cantar, tocar guitarra y cultivar su vida espiritual. Actualmente se dedica de lleno a su familia (esposo y tres hijos), a la educación en el hogar y a sus emprendimientos digitales.