Senado protege Corredor Ecológico del Noreste

By |2012-04-24T15:35:48+00:0024/04/2012|

Corredor Ecológico del Noreste (foto por Davide Ge)

El Senado aprobó ayer de forma unánime un proyecto de ley que protege los terrenos que componen el Corredor Ecológico del Noreste (CEN). Puerto Rico cuenta solamente con un 8% de su territorio terrestre dedicado a la preservación y conservación.

A pesar de su gran valor natural, el CEN ha estado amenazado por la propuesta construcción de varios proyectos residenciales-turísticos y el desparrame urbano experimentado durante las últimas décadas en la zona costanera y en la región noreste de la Isla.

Con la aprobación del Proyecto del Senado 2282, de la autoría de las senadoras Lornna Soto Villanueva, Luz Mariíta Santiago González y los senadores Lawrence Seilhamer Rodríguez y Roger Iglesias Suárez, se declara y designa como reserva natural todo terreno público y patrimonial perteneciente o administrado por cualquier agencia, corporación pública o instrumentalidad del Gobierno de Puerto Rico en el área del Corredor Ecológico del Noreste, localizado en la costa de los municipios de Luquillo y Fajardo, y para establecer como política pública la preservación, restauración y conservación de dicha reserva.

Una de sus principales propulsoras, la senadora Soto Villanueva, expresó que “la presente administración gubernamental tiene la obligación de fomentar bosques y reservas donde domine el entorno natural y se conserven los ecosistemas auténticos de nuestra Isla, y aumentar la cantidad de terrenos a conservarse por su valor ecológico en por lo menos un 25%, como compromisos programáticos de su gestión gubernamental”.

Numerosos mecanismos administrativos y legales han sido gestionados, promovidos o establecidos por el Estado para conservar el CEN, sin embargo, ninguno ha podido lograr su conservación o protección efectiva. En más de 30 años de esfuerzos, se han designado tan solo 110 cuerdas del CEN como reserva natural como parte de la Reserva Natural de Seven Seas, establecida mediante la Ley Núm. 228 del 12 de agosto de 1999.

La exposición de motivos de la medida expresa que la falta de protección de una extensión mayor de terrenos pone en precario los servicios ecológicos asociados a la provisión y calidad de agua potable, la calidad del aire, poblaciones de flora y fauna silvestre y hábitats saludables, seguridad ciudadana, suelos productivos, reservas genéticas, oportunidades recreativas y turísticas, y refugio espiritual, todos indispensables para garantizar el desarrollo sostenible de Puerto Rico.

El CEN consiste de aproximadamente 3,057 cuerdas ubicadas en la costa de los municipios de Luquillo y Fajardo. Cerca de 2,931 cuerdas son terrenos firmes y anegados, y 126 cuerdas corresponden a cuerpos de aguas superficiales. El CEN está integrado principalmente por las fincas San Miguel I y II, Las Paulinas, El Convento Norte y Sur, y Seven Seas. Un 65.9% del área del Corredor corresponde a terrenos públicos y patrimoniales pertenecientes a diversas dependencias gubernamentales. Esta área incluye propiedades públicas y privadas clasificadas como bosques estatales, bosques federales nacionales, refugios de vida silvestre, reservas naturales, áreas naturales protegidas, servidumbres de conservación, y terrenos adquiridos o manejados por el gobierno estatal, federal y organizaciones conservacionistas no gubernamentales.

El Corredor se distingue por contener la mayoría de los tipos generales de humedales costeros clasificados en Puerto Rico. Algunos de éstos, como los manglares, han permitido la expresión de fenómenos naturales de espectacular belleza, como es el caso de la bioluminiscencia producida en la Laguna Aguas Prietas. Los ecosistemas presentes en el CEN albergan una gran riqueza biológica. En esta área habitan más de 860 especies de flora y fauna identificadas, incluyendo sobre 50 especies raras, endémicas, vulnerables o en peligro de extinción. La existencia de éstas y otras especies en el CEN está íntimamente relacionada con la diversidad e integridad de los ecosistemas presentes en esta zona.

Este Proyecto prohíbe que los terrenos públicos y patrimoniales designados como reserva natural en el CEN puedan transferirse. Agencias estatales y federales endosaron la medida.

About the Author:

Marielisa Ortiz Berríos
Marielisa fundó Atabey en el año 2010. Actualmente edita su blog Mamá Educa. Además, es comunicadora y periodista independiente. Es vegetariana, amante de la naturaleza y del café. Le apasiona cantar, tocar guitarra y cultivar su vida espiritual. Actualmente se dedica de lleno a su familia (esposo y tres hijos), a la educación en el hogar y a sus emprendimientos digitales.