Vegabajeños impulsan un desarrollo sostenible

By |2012-02-16T13:42:13+00:0016/02/2012|

El grupo llevó a cabo un proyecto de siembra del arrecife de coral Acropora palmata, utilizando fragmentos captados en la zona y monitorearon su crecimiento. (suministrada)

[Hazte fan en Facebook. Síguenos en Twitter.]

Por Lillian Vázquez

Revista Atabey

El Comité de Trabajo sobre Arrecifes de Coral de los Estados Unidos, conocido como el US Coral Reef Task Force (USCRTF) y el secretario de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Daniel J. Galán Kercadó, entregaron varios premios a entidades comunitarias que se han distinguido por sus esfuerzos hacia la conservación de los arrecifes en Puerto Rico. El objetivo principal de estas premiaciones es reconocer las contribuciones a la protección y conservación de los ecosistemas de arrecifes de coral o al entendimiento y la dimensión humana de su manejo. El grupo Vegabajeños Impulsando Desarrollo Ambiental Sustentable (VIDAS) recibió el premio Participación Sobresaliente a Nivel Comunitario.

En entrevista con la Revista Atabey, Ricardo Laureano, uno de los portavoces, comentó que VIDAS “es un comité timón de entre 10 a 12 personas, un colectivo que se unió desde el 2006 ante la amenaza de privatización del balneario y del Proyecto Playa Hermosa de Cibuco”.

Acorde a un documento oficial de VIDAS, Playa Hermosa es un complejo residencial turístico el cual constaría de 1,251 espacios de vivienda entre “walk-ups”, casas y edificios multipisos, con un centro comercial y un campo de golf, cuyas escorrentías irían a los lagos artificiales del campo y servirían de posas de captación. Estas escorrentías que portarían herbicidas y fertilizantes y que unidas a las escorrentías de los estacionamientos, y calles con sus respectivos tóxicos tales como aceites de motor, sedimentación de neumáticos, etc., una vez lleguen al mar serían totalmente nocivas para las especies de peces, moluscos, crustáceos, que usan como punto de desove y de periodo juvenil, corales y algas.

Desde su fundación en 2006, el Grupo VIDAS se ha mantenido educando y ha defendido los barrios costeros de Vega Baja y Manatí, proveyendo asesoramiento legal, científico y social. “Nosotros vivimos en un triángulo, entre tres zonas ecológicamente sensitivas interconectadas entre sí, la Reserva del Mangle y el Pantano Cibuco que se conecta por el humedal con la Reserva Laguna Tortuguero y con la barrera arrecifal coralina”, aseguró Laureano. Este colectivo se ha distinguido por su activa presencia en vistas públicas, colaboración con otros colectivos con afinidad de conceptos, promoviendo foros, entre otros. “Cada vez hay menos orilla y la única manera de lograr que prevalezca es manteniendo los arrecifes vivos”, mencionó Laureano.

Hay luchas que se ganan en los tribunales y hay luchas que se ganan en la calle. Ninguna se descarta cuando tú estas tratando de defender algo que es para tu familia y para el futuro del pueblo en general”, expresó Laureano a Atabey.

El grupo ha realizado trabajos con la academia y comunidad científica a nivel local (GIAC UPR- Grupo de Investigación de Arrecifes de Coral UPR, SAM- Sociedad Ambiente Marino), también comenzó a colaborar con el Programa Sea Grant de la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez, después se integraron DRNA y NOAA, y para 2010 la Universidad Central de Florida comenzó a colaborar con la organización, como centro académico de Estados Unidos, al ver la importancia del lugar ya que según el portavoz, “este ecosistema es el más grande de la jurisdicción de los Estados Unidos y muy probable de los más grandes de este lado del Atlántico”.

Una voluntaria de la Sociedad de Ambiente Marino colabora en la siembra de arrecifes. (suministrada)

En toda la zona costera de Vega Baja cohabitan extensas colonias de Acropora palmata o cuerno de alce, considerado como uno de los corales de arrecife más importantes en el Caribe. Luego de las marejadas de marzo 2008, cuyas rompientes partieron ramificaciones de las colonias más expuestas y además limpiaron el sustrato en áreas donde había asiento de sedimentación y contaminantes, VIDAS junto con el personal de NOAA, DRNA, GIACUPR (Grupo de Investigación de Arrecifes de Coral UPR) y SAM (Sociedad Ambiente Marino) llevaron a cabo un proyecto de siembra de esta especie utilizando fragmentos captados en la zona y monitorearon su crecimiento. Finalmente los números de NOAA arrojaron un 80%.

“Desde tiempos inmemoriales las barreras costeras naturales nos protegen contra marejadas y huracanes y nos brindan alimento. No podemos permitirnos quedar desprovistos de tan valioso recurso por el lucro económico personal de unos pocos”, dijo.

En la actualidad están trabajando con el proyecto de viveros de coral, un boletín nuevo que habla de lo que están haciendo y sobre el premio que recibieron. Este boletín se imprime y se distribuye “por la calle, en los barrios”, acorde a Laureano. También harán nuevos muestreos de la calidad de agua y van a extender los viveros de reforestación de coral. Por otra parte, Laureano informó que VIDAS forma parte de una demanda en contra del Gasoducto y están haciendo una presentación sobre el “impacto que puede causar el gasoducto a nivel de costa”.

Si deseas colaborar de alguna forma, Laureano indicó que pueden hacerlo asistiendo a los foros, defendiendo su espacio, llamando cuando tengan alguna situación y/o comunicándose vía correo electrónico a [email protected].

About the Author:

Marielisa Ortiz Berríos
Marielisa fundó Atabey en el año 2010. Actualmente edita su blog Mamá Educa. Además, es comunicadora y periodista independiente. Es vegetariana, amante de la naturaleza y del café. Le apasiona cantar, tocar guitarra y cultivar su vida espiritual. Actualmente se dedica de lleno a su familia (esposo y tres hijos), a la educación en el hogar y a sus emprendimientos digitales.