Culmina con éxito casa abierta de juegos tradicionales en Hacienda Buena Vista

By |2011-08-02T00:12:55+00:0002/08/2011|

Sobre novecientas personas, entre adultos y niños participaron del evento que se celebró en la histórica Hacienda en Ponce, Puerto Rico.

Para recordar y enseñarle a los pequeños, y no tan pequeños, la diversión que impartía en la niñez de décadas atrás el trompo, los gallitos de algarrobo y la peregrina, entre otros, el Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico presentó desde el 20 hasta el 31 de julio de 2011, una exhibición interactiva de juegos tradicionales puertorriqueños en la Hacienda Buena Vista en Ponce.

“Los juegos tradicionales nos remontan a una época donde jugar en y con la naturaleza nos proveía todo lo necesario para nuestro desarrollo social y emocional”, explicó Fernando Lloveras, Director Ejecutivo del Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico.

A continuación algunas fotos del evento:

Exhibición de muñecas de trapo confeccionada por la artesana Iris de Jesús, quien también ofreció una charla sobre confección de muñecas. (fotos suministradas)

Sobre novecientas personas participaron de la Casa Abierta, donde se ofrecieron recorridos interpretativos por el área natural protegida.

A la derecha el niño Joshua Collazo Rodríguez, campeón de uno de los torneos de gallito, junto a su abuelo José Rodríguez Núñez.

Niños disfrutando del tradicional juego de gallitos. Los gallitos se confeccionan con la semillas del árbol de algarrobo.

Los niños tomaron talleres de confección de carritos de madera con chapas de botellas.

Los participantes en la casa abierta jugaron a la cuica, la peregrina, con el trompo y otros juegos tradicionales.

About the Author:

Marielisa Ortiz Berríos
Marielisa fundó Atabey en el año 2010. Actualmente edita su blog Mamá Educa. Además, es comunicadora y periodista independiente. Es vegetariana, amante de la naturaleza y del café. Le apasiona cantar, tocar guitarra y cultivar su vida espiritual. Actualmente se dedica de lleno a su familia (esposo y tres hijos), a la educación en el hogar y a sus emprendimientos digitales.