Descubre la maravilla escondida en el Cañón Las Bocas

By |2011-06-20T21:45:18+00:0020/06/2011|

La Piedra Blanca, en el Cañón Las Bocas, localizado entre Barranquitas y Comerío. (fotos por Marielisa Ortiz Berríos)

MIRA EL VIDEO

Por Marielisa Ortiz Berríos

Entre los pueblos de Barranquitas y Comerío se encuentra un santuario ecológico, compuesto por un bosque secundario de baja cordillera y un conjunto de cañones, conocido como el Cañón Las Bocas. Sin embargo, no es hasta el año 2004, que dicho lugar es incluido en el mapa geológico de Puerto Rico y el propio Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) conoce de su existencia.

Esta gestión fue realizada por un grupo de residentes de ambos municipios, quienes formaron el Comité Pro Reserva Natural Cañón Las Bocas, Inc., cuyo objetivo principal es lograr la designación de esta área como reserva natural protegida.

La famosa ceiba acostada en el Cañón Las Bocas.

El Cañón Las Bocas produce dos millones de galones diarios de agua, lo cual lo hace un sistema sumamente importante y parte integral de la cuenca hidrográfica La Plata. También aquí podemos encontrar una de las áreas de karso más antiguas de Puerto Rico, incluso más antiguo que el karso del norte”, explicó Carlos Collazo, miembro del Comité y gestor de la iniciativa. Mencionó, de igual forma, que en esta zona nace también el Río Grande de Manatí.

“Aquí –manifestó- se encuentran dos especies en peligro de extinción, la boa puertorriqueña y la paloma sabanera. De hecho, según estudios, se piensa que el Cañón Las Bocas pudiera ser área de dispersión de la paloma sabanera, que antes habitaba mucho en el pueblo de Cidra”.

El Cañón Las Bocas produce dos millones de galones diarios de agua, lo cual lo hace un sistema sumamente importante y parte integral de la cuenca hidrográfica La Plata.

Collazo indicó además que “la importancia de la conservación del Cañón Las Bocas consiste en que Barranquitas solamente está protegiendo a perpetuidad el 1.3% de sus suelos, que es el Cañón de San Cristóbal, y en el caso de Comerío solamente el .09 de su suelo, que es la finca Longo, que el DRNA adquirió como parte del plan de recuperación de la paloma sabanera. Así que uno de los objetivos del Comité y su visión es aumentar el porciento de suelos protegidos en estos pueblos, convirtiendo así a la organización en la única de Barranquitas y Comerío que se ha ocupado en luchar por la conservación y por aumentar el porciento de suelos protegidos a perpetuidad”.

Asimismo, esta zona natural, que incluye 1,205.68 cuerdas, es hábitat de hongos bioluminiscentes y del cucubano Pyrophorus luminosus. El cañón es una “maravilla escondida”, como le llama el Comité, poco conocida en Puerto Rico, tanto por los científicos locales como por la comunidad en general. De hecho, una imponente ceiba de 300 años, en forma de “F” acostada y sobreviviente del Huracán San Felipe, vive en esta área y sirve como puente de la quebrada La Ceiba.

Vista que se observa desde uno de los mogotes que conforman esta área natural.

Collazó destacó que el Comité trabaja mucho con las escuelas e integran a estudiantes y maestros en varios de los proyectos. Recientemente, la organización logró un acuerdo con el DRNA, para la adquisición de las primeras 20 cuerdas y ubicar el complejo Casa Ecológica, con un acuerdo de co-manejo comunitario que promoverá la investigación científica, la educación ambiental y el ecoturismo. Casa Ecológica incluirá –entre otros planes- un mirador, una estación experimental, estructuras verdes, una biblioteca ambiental comunitaria y un mariposario.

“Un gran paso del Comité ha sido lograr convencer a Recursos Naturales de la adquisición de las 20 cuerdas, para así designar por primera vez, que esperemos que sea lo más pronto posible, en la historia de Barranquitas y Comerío, una reserva natural, ya que el Cañón de San Cristóbal aún hoy no es una reserva natural”, dijo Collazo. “Lo único que hace falta ahora es que Recursos Naturales le solicite a la Junta de Planificación que lo designe como reserva natural”.

Si le interesa visitar el Cañón Las Bocas o hacerse socio, puede comunicarse con el Comité al 939-248-9823 o 787-384-4490. También puede escribirles a [email protected]. Su página de internet es www.canonlasbocas.org.

Este artículo fue publicado originalmente en la edición de septiembre de 2010 de nuestra publicación.

About the Author:

Marielisa Ortiz Berríos
Marielisa fundó Atabey en el año 2010. Actualmente edita su blog Mamá Educa. Además, es comunicadora y periodista independiente. Es vegetariana, amante de la naturaleza y del café. Le apasiona cantar, tocar guitarra y cultivar su vida espiritual. Actualmente se dedica de lleno a su familia (esposo y tres hijos), a la educación en el hogar y a sus emprendimientos digitales.