Los estuarios y sus problemas ambientales

By | 2010-11-20T23:40:20+00:00 23/11/2009|2 Comments
Estuario de la Bahía de Jobos (Guayama-Salinas, Puerto Rico)

Estuario de la Bahía de Jobos (Guayama-Salinas, Puerto Rico)

Por Marielisa Ortiz Berríos
Revista Atabey

Primera parte

La palabra estuario vino al idioma español del latín, aestuarium, que significa área bajo las influencias de las mareas. Hoy  día, la definición más usada es que un estuario es un cuerpo de agua parcialmente encerrado o abierto que se forma cuando las aguas dulces provenientes de ríos y quebradas fluyen hacia los océanos, bahías, lagunas y canales, mezclándose con el agua salada.

Aunque influenciados por las mareas, los estuarios están protegidos de las olas, vientos y tormentas por los arrecifes, islas que actúan como barreras o franjas de terreno, lodo o arena que definen la frontera del estuario.

Estos sistemas se caracterizan por su dinamismo debido al gran flujo e intercambio entre el ambiente terrestre y el marino. Esta interacción entre dos tipos de agua trae como consecuencia variaciones de salinidad en el sistema. En algunos estuarios se ha encontrado que el agua de mar y el agua dulce se mezclan tan bien que es homogénea, mientras que en otros se forman dos capas, la superior de agua dulce y la inferior de agua salada, por ser ésta más densa.

Los estuarios se encuentran en todas formas y tamaños y suelen llamarse bahías, lagunas, puertos, ensenadas o canales. Sin embargo, no todos los cuerpos de agua con estos nombres son necesariamente estuarios. La peculiaridad de un estuario es la mezcla de agua dulce con salada, convirtiéndose en salobre.

El ambiente estuarino figura entre los más productivos en la tierra, creando cada año más materia orgánica que áreas como bosques, prados o tierras agrícolas. Dentro y fuera de los estuarios se encuentra una variedad de hábitats que incluyen: aguas poco profundas, pantanos de agua dulce y agua salada, playas arenosas, llanos de arena y lodo, ciénagas de agua dulce y agua salada, caños, lagunas, costas rocosas, arrecifes de ostras y de coral, bosques de mangles, deltas de ríos, lechos de algas marinas y pantanos boscosos, entre otros.

La variedad de hábitats estuarinos alberga una abundante y diversa vida silvestre. Se pueden encontrar especies endémicas y otras que llegan a este sistema a desovar o a pasar una parte de su ciclo de vida. Pájaros costeros y marinos, peces, cangrejos y langostas, mamíferos marinos, almejas y otros crustáceos, gusanos marinos, reptiles, pelícanos, garzas, camarones, sábalos y jareas, son algunos de los animales que viven dentro y alrededor de los estuarios. Para estos animales cualquier impedimento que obstruya su acceso al estuario puede implicar una alteración en su ciclo de vida, imposibilitando así la reproducción de generaciones futuras.

Importancia y valor ecológico

Los estuarios son áreas de alta productividad por la gran cantidad de nutrientes que le llegan de la tierra y el mar, quedando atrapados en el lugar. Estos sistemas poseen poca profundidad, lo que permite la fácil penetración de la luz solar a través de la columna de agua, promoviendo así una fotosíntesis más activa.

Estos sistemas naturales son críticos para la supervivencia de muchas especies. Miles de pájaros, mamíferos y otro tipo de vida silvestre dependen de los hábitats naturales estuarinos para vivir, alimentarse y reproducirse. Son viveros naturales donde pasan parte de su vida innumerables especies de peces, crustáceos y moluscos. Mientras que sirven de refugio para muchas aves acuáticas nativas y exóticas.

En periodos que el flujo de agua dulce es mayor de lo normal, los estuarios ayudan a remover sedimento y contaminantes de las corrientes y aguas de desagüe, ayudando a mantener las aguas costaneras más limpias.

La vegetación en los humedales también actúa como amortiguador natural entre la tierra y el océano, absorbiendo las inundaciones y disipando las marejadas. Esto protege los organismos de la tierra y estructuras, de tormentas y daños por inundaciones. La hierba de los estuarios también ayuda a prevenir la erosión y a estabilizar las costas.

Entre los beneficios culturales de los estuarios se encuentran la recreación, conocimiento científico, educación y valor estético. Sirven de escenario para el desarrollo de actividades deportivas y recreativas, como la pesca y la caza. La observación de aves es común en esta área costera.

Las comunidades costeras frecuentemente utilizan los estuarios como centros culturales, comerciales y recreativos. Como zonas de transición entre agua y tierra, los estuarios son laboratorios invaluables para científicos y estudiantes, proveyendo innumerables lecciones de biología, geología, química, física, historia y otros aspectos sociales.

Asimismo, se deben considerar los aspectos económicos, ya que las aguas costaneras de estos ecosistemas sostienen infraestructuras públicas, que sirven de puertos y muelles para la transportación y embarques.

Problemas ambientales que enfrentan los estuarios

La industrialización en los países modernos y desarrollados trae consigo un sinnúmero de problemas ambientales que afectan la integridad de la naturaleza y contaminan el ambiente. Estas acciones han provocado la pérdida de hábitats naturales de la vida silvestre, desvío y destrucción de cuencas hidrográficas, deforestación en áreas urbanas, costeras y rurales, así como la disminución de la biodiversidad, contaminación en general, entre otros problemas ambientales mayores.

En países donde la industrialización y el desarrollo económico son menores la conservación de la naturaleza adquiere mayor relevancia, ya que ésta es utilizada para fines de ecoturismo o turismo de naturaleza.

En Puerto Rico el desarrollo desmedido ha ocasionado un desmadre ambiental que ha afectado un sinnúmero de especies autóctonas y provocado que éstas se incluyan en las listas de especies protegidas y en peligro de extinción, como el coquí dorado, el sapo concho, la mariquita, la cotorra puertorriqueña, el carey y el manatí antillano.

Muchas de estas especies viven y pasan parte de sus vidas en los ecosistemas costeros, como los estuarios. Estos cuerpos de agua, por sus inigualables características, son el lugar ideal para que muchos organismos se reproduzcan y encuentren alimento.

Algunos de los problemas ambientales e impactos a los estuarios son:

•    Sobrecarga de nutrientes
Los nutrientes, tales como el nitrógeno y el fósforo, son necesarios para el crecimiento de  las plantas y los animales y sostener un sistema acuático saludable. Sin embargo, en exceso, los nutrientes pueden contribuir a enfermedades de peces, mareas marrones y rojas, florecimiento de algas y oxígeno disuelto bajo.

•    Agentes patógenos
Los agentes patógenos son organismos causantes de enfermedades tales como virus, bacterias y parásitos. Se encuentran en aguas marinas y pueden ser una amenaza a la salud de los nadadores, buzos, corredores de tablas hawaianas y consumidores de mariscos. La contaminación con patógenos puede causar el cierre de playas y áreas de pesca.

•    Pérdida y degradación de hábitats
Los ecosistemas pueden ser degradados a través de pérdida de hábitats, tal como la conversión de un área de yerbas marinas a una isla de material dragado, o por un cambio de degradación en la estructura, función o composición. Las amenazas a estos lugares incluyen el cambio de espacios abiertos de tierras y bosques, a desarrollos comerciales y agrícolas, construcción de carreteras, marinas, represas y canalizaciones.

•    Introducción de especies
Intencionalmente o accidentalmente la introducción de especies invasoras generalmente resulta en impactos ecológicos, económicos y sociales inesperados para el ambiente estuarino. A través de la depredación y la competencia, las especies introducidas han contribuido a la erradicación de algunas poblaciones nativas y a la reducción de otras, alterando la cadena alimentaria. La sobrepoblación de algunas especies herbívoras introducidas ha resultado en la sobreproducción de pasto y ha generado degradación y pérdida de ciénagas.

•    Alteración al régimen natural del flujo
La alteración del régimen del flujo de los tributarios puede afectar significativamente la calidad de las aguas y la distribución de los recursos vivientes en los estuarios recipientes. El agua dulce es un recurso limitado en muchas áreas de las ciudades.

•    Disminución en las poblaciones de peces y vida silvestre
La distribución y abundancia de peces y vida silvestre en el estuario depende de factores tales como luz, turbiedad, disponibilidad de nutrientes, temperatura, salinidad, hábitat y disponibilidad de alimento. Eventos inducidos por el ser humano que perturban o cambian las condiciones ambientales afectan  la distribución y abundancia de las especies.

En otro artículo presentaremos los estuarios en Puerto Rico y Estados Unidos, e iniciativas de protección y conservación.

About the Author:

Marielisa Ortiz Berríos
Marielisa fundó Atabey en el año 2010. Actualmente edita su blog Mamá Educa. Además, es comunicadora y periodista independiente. Es vegetariana, amante de la naturaleza y del café. Le apasiona cantar, tocar guitarra y cultivar su vida espiritual. Actualmente se dedica de lleno a su familia (esposo y tres hijos), a la educación en el hogar y a sus emprendimientos digitales.

2 Comments

  1. antigonum cajan 14/03/2011 at 4:30 pm - Reply

    Buen post. YO trabajo individualmente en la restauracion, propagando, coleecionando plantas, semillas para el contexto urbano.

    Hago algo a diario en mi comunidad…con cuatro blogs i un jardin unico en el Caribe urbano….

  2. hendrynis 14/06/2011 at 10:49 am - Reply

    macabro

Leave A Comment