Agencias inician proceso para designar la Gran Reserva del Norte (conocida como Corredor Ecológico del Noreste)

By |2010-12-17T08:21:36+00:0016/12/2010|

La titular de la JP, Leslie J. Hernández Crespo, mencionó que la Gran Reserva del Noreste contempla una designación terrestre y una designación marítima. (suministrada)

La presidenta interina de la Junta de Planificación, Leslie J. Hernández Crespo, y el secretario del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Daniel J. Galán Kecardó, presentaron hoy el borrador del Plan de Usos de Terrenos de Área de Planificación Especial y Designación de la Gran Reserva Natural del Noreste, que, informaron, aumentaría a 9,932 las cuerdas de terreno protegidas en la zona.

La titular de la JP mencionó que la Gran Reserva del Noreste contempla una designación terrestre y una designación marítima, por lo que los predios protegidos comienzan en el Bosque Nacional de El Yunque y se extienden hasta nueve millas náuticas mar adentro, conectando la Reserva Natural Marítima Espíritu Santo con Culebra.

“La Gran Reserva del Noreste, además de triplicar los terrenos protegidos, los une en un gran corredor que incluye una designación terrestre y una designación marítima. La Gran Reserva del Noreste va desde El Yunque, se extiende hasta la reserva del río Espíritu Santo y llega hasta Culebra”, dijo Hernández, quien mencionó que la vista pública sobre el Plan se celebrará el próximo 18 de enero de 2011, en Fajardo.

Indicó que la Gran Reserva del Noreste permite implantar un esquema racional de planificación del suelo y de protección de bienes naturales. Además, cumple con los principios de conservación, preservación y restauración.

El DRNA ha adquirido un total de 567 cuerdas en la Gran Reserva del Noreste, incluyendo las últimas 117 que se adquirieron a través de un acuerdo con el Trust for Public Land, informó Daniel Galán Kercadó, Secretario del DRNA. (suministrada)

“Esta Gran Reserva del Noreste reconoce los espacios impactados y con poco potencial de restauración y permite la coexistencia del ser humano y los recursos sensibles. La Gran Reserva del Noreste actuará  como una gran red de sistemas naturales, brindando servicios ecológicos de valor añadido. Actualmente no necesariamente actúan en forma sistémica debido a su aislamiento,  discontinuidad y, en muchos casos, deterioro”, destacó Hernández en conferencia de prensa, al tiempo que destacó la cooperación que brindó durante el proceso el director del Servicio Forestal de Estados Unidos en Puerto Rico, Pablo Cruz.

La Licenciada afirmó que la mayoría de estas áreas no fueron concebidas como partes esenciales de un sistema, sino como soluciones puntuales a problemáticas de conservación de la naturaleza o simplemente son producto de coyunturas históricas favorables.

Hernández recordó que los terrenos que componen la Gran Reserva del Noreste contienen alto valor ecológico. A pesar de que en otras ocasiones se mencionaron intenciones para proteger el área, ésta es la primera vez que se toman los pasos certeros para declarar toda la zona como Gran Reserva Natural del Noreste.

El DRNA ha adquirido un total de 567 cuerdas en la Gran Reserva del Noreste, incluyendo las últimas 117 que se adquirieron a través de un acuerdo con el Trust for Public Land, lo que demuestra el compromiso de conservación de la agencia en la designación de Reserva de esta área ecológica tan importante. Nosotros recomendamos  establecer esta zona de Reserva Natural estrictamente basándonos en la funcionalidad del ecosistema y dirigido a conservar los valiosos recursos de agua de la zona, especies amenazadas en peligro de extinción, zona de costa y área marítima”, señaló Galán Kercadó.

Corredor Ecológico del Noreste (foto por Davide Gè)

Por su parte, la funcionaria mencionó que la vista pública será el 18 de enero a las 10:00 am en el Centro de Usos Múltiples de Fajardo, localizado al lado de Plaza de Mercado. Mencionó que, además de acudir a la vista, las personas pueden someter sus comentarios por correo postal o correo electrónico en un periodo de 30 días. La dirección postal es: Junta de Planificación, P.O. Box 41119 San Juan, P.R. 00940-1119; y la electrónica es [email protected].

Este es un proceso dinámico en el que queremos que las personas participen. La JP tiene el interés de conocer el sentir de las comunidades y, de hecho, estaremos reuniéndonos con ellas y con las personas que han estado involucradas con el objetivo que nos trae aquí: el proteger la Gran Reserva del Noreste”, añadió Hernández.

La declaración de la zona como Gran Reserva Natural del Noreste inició el 30 de octubre de 2009 con la firma por parte del gobernador Luis Fortuño de una Orden Ejecutiva que le ordenó a la JP designar toda la zona como Área de Planificación Especial del Corredor Ecológico del Noreste y delimitar la Reserva Natural según las recomendaciones del DRNA.

Desde que se firmó, la JP decretó una moratoria de toda actividad de permisos, anteproyectos, solicitud de peticiones de cambios de zonificación directas, consultas de ubicación y obras de construcción de alguna persona natural o jurídica que aplicará a las propiedades identificadas por catastro.

“A todos nos une el deseo de conservar nuestro ambiente y aquellas tierras ecológicamente sensitivas. Este es un paso importante en esa dirección y queremos que el proceso sea uno participativo. Las personas pueden acudir a la vista, someter sus comentarios por escrito y estar al día sobre el desarrollo de nuestra Gran Reserva del Noreste en la página de facebook: www.facebook.com/gran-reserva-del-noreste”.

Mapa de la Gran Reserva del Norte, suministrado por la JP

Mapa más claro y definido trabajado por la Coalición.

About the Author:

Marielisa Ortiz Berríos
Marielisa fundó Atabey en el año 2010. Actualmente edita su blog Mamá Educa. Además, es comunicadora y periodista independiente. Es vegetariana, amante de la naturaleza y del café. Le apasiona cantar, tocar guitarra y cultivar su vida espiritual. Actualmente se dedica de lleno a su familia (esposo y tres hijos), a la educación en el hogar y a sus emprendimientos digitales.