Julitza Nieves, agro-empresaria de Productos Montemar (suministrada)

[Hazte fan en Facebook. Síguenos en Twitter.]

Por Marielisa Ortiz Berríos

En momentos que se discute en distintos foros la seguridad alimentaria de la Isla y se habla de una posible escasez de alimentos si no se fomenta la siembra, dos jóvenes emprendedores comenzaron hace seis años la agro-empresa Productos Montemar, un proyecto de agricultura sustentable, ubicado en Aguadilla.

Productos Montemar cuenta con una fábrica artesanal donde se elaboran conservas de frutas tropicales, como mermeladas y salsas dulces para cocinar, con recetas inspiradas en la abundancia del trópico, cultivadas sin el uso de abonos ni pesticidas químicos, en tres fincas localizadas en Aguadilla, Cabo Rojo y San Germán. Los productos no contienen ningún colorante, endulzante ni preservativo artificial. Las conservas son bajas en azúcar y elaboran productos sin azúcar añadida. Utilizan frutas y plantas como el níspero, tamarindo, guanábana, mangó, guayaba, papaya, quenepas, acerola, jengibre y conservas de flores, entre otros. Además, producen vinagres, vinagretas, aceites, frutas deshidratadas y especias deshidratadas a pequeña escala.

Julitza Nieves, agro-empresaria de Productos Montemar, mencionó a la Revista Atabey que trabajan bajo el sistema de la permacultura, utilizando la inteligencia de la naturaleza a su favor. La ética de la permacultura está basada en tres principios importantes que son: cuidar la tierra, cuidar de las personas y compartir los recursos y capacidades. “Nuestra política de producción se basa en completar los ciclos de la naturaleza no perdiendo nuestros frutos: elaboramos, hacemos composta y tenemos un pequeño centro de propagación para germinar las semillas de las frutas que utilizamos”, explicó Nieves. “Básicamente la primera opción es vender las frutas frescas, después si no, las pasamos a procesar, ya sea deshidratándolas o preparando alguna conserva”.

Nieves, natural de Rincón, detalló que las frutas son conservadas en envases de cristal sellados al vacío. Las conservas podrían perder algún por ciento de las vitaminas, pero algunas podrían durar hasta 10 años, por lo que las personas disfrutarían de ellas sin la necesidad que estén en la época de cosecha, y durante mayor tiempo. En el caso de las deshidratadas, éstas pierden el agua pero conservan el resto de los atributos. “Es el equivalente de las frutas frescas, pero sin agua, y es la única manera de llevarlas en las carteras”, manifestó Nieves.

Desde hace un tiempo, Productos Montemar ofrece talleres de elaboración de conservas junto al Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico. El pasado sábado, 28 de enero ofrecieron en la Casa Ramón Power, en el Viejo San Juan, el más reciente taller. Las personas tienen la oportunidad de preparar dos conservas y aprenden a hacer conservas con métodos caseros. Nieves indicó también que han ofrecido talleres para maestros como para incluir la conservación dentro de los programas de ciencias, y ofrecen talleres privados.

Los Productos Montemar pueden ser adquiridos en: Freshmart, Supermercados Econo (Aguadilla y Altamira), en La Chiwinha (Río Piedras), en Natucentro (Mayagüez), en Caribbean Tradding (Río Grande), Farmacia Nogueras (Rincón), Farmacia San José (Mayagüez), en Tres Puertas Gift Shop (Rincón) y en el Departamento de la Comida. Además, los productos de temporada y recetas nuevas están disponibles los primeros, terceros y quintos domingos de cada mes en el Mercado Agroecológico de Rincón. También los sirven en el desayuno en la Panadería Tostado en Santurce. De igual forma, pueden ser adquiridos en la siguiente página de internet: http://www.trespuertasgallery.com/online-store. Para más información sobre Productos Montemar y los talleres que ofrecen pueden comunicarse al 787-306-4382 o escribir a [email protected].

Este artículo fue publicado originalmente en la sección Empresas con el Ambiente de la edición enero-marzo de la Revista Atabey. Si desea que su empresa ambiental sea reseñada en esta sección escriba a [email protected]